Tratamientos

Medicina Estética

Rejuvenecimiento natural sin cirugía

¿Quieres conseguir tu mejor versión?

¿Rejuvenecimiento facial y corporal sin pasar por el quirófano? Experiencia, tecnología y especialización.

En The CLINIQ queremos hacerte sentir especial. Un equipo médico de prestigio a tu disposición.
Tratamientos Faciales The Cliniq

Facial

Tratamientos Corporales The Cliniq

Corporal

Otros Tratamientos The Cliniq

Otros tratamientos

ALGUNOS DE NUESTROS TRATAMIENTOS EN MEDICINA ESTÉTICA

¿por qué elegirnos?

Comprometidos con tu belleza más natural

El equipo médico de The CLINIQ está conformado por cirujanos especializados en diferentes áreas, buscando ofrecer una atención experta y amable que te hará sentir como en casa. A nivel de tratamientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía, los protagonistas son el Botox y el ácido hialurónico. Consigue cambios sutiles y naturales para potenciar tu belleza y recuperar la frescura de tu rostro.

Para técnicas de rejuvenecimiento a nivel corporal contamos en nuestra clínica con la última tecnología para ayudarte a conseguir tu mejor versión. Nuestro tratamiento estrella Bodytite es considerado la mejor y más fiable de las plataformas de radiofrecuencia del mercado.

Experiencia

Naturalidad

Tecnología

FAcilidades de pago

Nuestro equipo médico especializado

DR. IGNACIO GENOL
DIRECTOR MÉDICO EN THE CLINIQ

Los pacientes acuden a The CLINIQ pues conocen nuestra forma de ser, de trabajar y de concebir nuestra profesión. Somos un equipo experimentado en técnicas tanto quirúrgicas como no quirúrgicas, por lo que podremos orientar al paciente, de forma honesta, sobre cuál es su diagnóstico y cuál es el tratamiento más recomendado en su caso.

5/5

PReguntas frecuentes

Medicina estética

Toxina botulínica es el nombre científico de lo que popularmente se conoce como bótox. Se
trata de un preparado concentrado de una toxina obtenida de una bacteria que se llama
clostridium botulinum.

La toxina botulínica es un veneno originado por los organismos vivos que produce
botulismo, es decir, parálisis muscular. Las dosis empleadas en medicina general y medicina
estética no suponen ningún riesgo para la salud, siempre y cuando las apliquen profesionales
cualificados. Esta toxina sirve para impedir que los nervios transmitan el impulso nervioso a
los músculos, consiguiéndose así un efecto relajante o paralizante. Con la inyección
apropiada de dosis y localización de la toxina, relajamos la capacidad de contracción de los
músculos y por tanto se suavizan y disimulan las arrugas. Por tanto la toxina lo que hace es
impedir que se formen arrugas cuando uno gesticula, pero no sirve para rellenar huecos o
depresiones en el rostro como pudieran ser las ojeras.

Desde el 2002 solo en Estados Unidos se han realizado más de 11 millones de tratamientos
y hoy por hoy es el tratamiento médico estrella en cualquier centro de rejuvenecimiento
facial.
Es el único tratamiento autorizado para reducir las líneas de expresión alrededor de los ojos,
fundamentalmente en las patas de gallo, la frente y el entrecejo.

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural y permanente en la piel. Se encarga de
mantener la piel hidratada, siendo su principal función la de retener el líquido, rellenando la
dermis desde dentro. Sin embargo, con el paso de los años disminuye su concentración, y
van apareciendo las arrugas.

La toxina botulínica (o bótox, su nombre comercial) es una toxina que tiene como objetivo
paralizar los músculos temporalmente. Al paralizar la musculatura facial no se realizan
movimientos que causan las arrugas, tales como las de alrededor de los ojos o el entrecejo.

A nivel facial la toxina botulínica se usa básicamente para suavizar las arrugas de expresión,
mientras que el ácido hialurónico sirve para rellenar “huecos” en el rostro que han ido
apareciendo con el paso de los años (como por ejemplo las ojeras).

Es fundamental consultar con un especialista, cada caso tiene sus pequeñas particularidades.
En ocasiones combinamos ambas opciones para obtener un mejor resultado. Las patas de
gallo y las arrugas de la frente se solucionan con Bótox fundamentalmente, en cambio las
ojeras o los surcos que van de la nariz a la boca se tratan mejor con ácido hialurónico.

El tratamiento ronda los 350 euros, aunque depende de las zonas de tu rostro que pretendas mejorar.

No es un tratamiento doloroso si se hace de forma cuidadosa y con mimo. Además antes del
tratamiento aplicamos sobre la piel una pomada que minimizarán las molestias.

Tras el tratamiento solemos aplicar de máscaras de frío sobre la piel de paciente durante 5 o
10 minutos para que la zona tratada no se vea hinchada.

Depende el área a tratar. Por ejemplo en las patas de gallo basta con 3 inyecciones (y a veces solo 2), mientras que en el entrecejo suelen necesitarse 5 (aunque a veces bastan 3-4).

Para elevar la cola de la ceja basta con poner una sola inyección mientras que para suavizar las arrugas de la frente pueden ser necesarias hasta 10 inyecciones.

Entre las primeras 24 y 48 horas el efecto relajante de la musculatura y por tanto el suavizado de las arrugas comenzará ya a ser notable.

El efecto máximo suele observarse a los 7-10 días después del procedimiento.

Depende de muchos factores entre otros de la cantidad de veces que uno haya recibido el tratamiento previamente (a más tratamientos previos más se reduce la duración del efecto) o la dosis empleada.

Como cifra orientativa podríamos decir que dura 3 meses. El efecto desaparece paulatinamente y de forma muy suave.

No, el tratamiento es rápido y recomendamos a nuestros pacientes que continúen con sus actividades cotidianas de forma normal.

La única recomendación importante es que el paciente no debe frotarse la zona tratada para evitar que el Bótox se desplace a otras zonas alrededor de la región que nos interesa mejorar.

Una leve hinchazón o enrojecimiento de la zona tratada justo tras el tratamiento, son los efectos secundarios más normales.

Puede aparecer algún pequeño hematoma en alguna de las zonas tratadas; evite la exposición solar si esto sucede. Al día siguiente puede aplicarse algún corrector de maquillaje.

Algunos pacientes notan cierta pesadez en la zona tratada, que va mejorando en pocos días, o leve dolor de cabeza, especialmente el primer o segundo día.

El objetivo es que las arrugas se minimicen pero que no se limite la capacidad de gesticular.

Es el tratamiento facial más extendido a nivel mundial y eso es debido a que bien aplicado, se consiguen resultados muy naturales.

¿Necesitas mas información?

No lo dudes, puedes contactarnos vía

o rellenando el siguiente formulario