Cirugía Plástica

Rinoplastia con cirugía

¿Has pensado en algún momento en mejorar el aspecto de nariz? ¿En qué consiste la operación de rinoplastia?

En The CLINIQ somos expertos en rinoplastia con cirugía ¡Ven e infórmate!

La rinoplastia o cirugía de la nariz es una cirugía facial que se realiza con la finalidad de reparar o remodelar los defectos propios de la nariz.

Los motivos principales para someterse a una operación de rinoplastia son:

  • Aumentar o disminuir el tamaño de la nariz.
  • Cambiar la forma de la nariz o el puente nasal evitando la protuberancia de la nariz aguileña.
  • Reducir la abertura de las fosas nasales.
  • Cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior.
  • Corregir defectos o lesiones congénitas como las secuelas del labio leporino y paladar hendido o lesiones adquiridas por traumatismos y enfermedades.
  • Problemas físicos que afectan a la respiración.

La rinoplastia está indicada para diferentes anomalías, correcciones y modificaciones en la nariz como por ejemplo, nariz con caballete, desviación de tabique, nariz ancha, nariz caída desde la punta, malformaciones congénitas, nariz larga o punta de nariz excesivamente gruesa entre otras.

¿En qué consiste una cirugía de la nariz?

La Rinoplastia es el procedimiento quirúrgico para remodelar y redefinir la forma de la nariz definitivamente.

Este procedimiento quirúrgico se puede realizar de dos maneras:

Rinoplastia cerrada: Es la técnica preferida por la mayoría de cirujanos y pacientes pues tiene la gran ventaja de no dejar cicatriz visible tras la operación. La rinoplastia cerrada suele hacerse cuando la nariz no está torcida y no precisa injertos.

El acceso a la zona de acción se realiza mediante las fosas nasales por lo que no hay que realizar incisiones exteriores.

En The CLINIQ contamos con un equipo de cirujanos especialistas en rinoplastias que realizan pequeñas incisiones dentro de los orificios nasales para poder acceder al hueso y al cartílago de modo que la piel no se desprende de la estructura nasal, dando una nueva forma a la nariz ya sea quitando o agregando hueso, cartílago y tejido, con el propósito de lograr la apariencia deseada.

Un procedimiento de rinoplastia cerrada puede durar entre una y dos horas y puede realizarse bajo anestesia general o sedación.

Rinoplastia abierta: El cirujano realiza una incisión en la zona media de la nariz con el fin de acceder más fácilmente a los huesos y cartílagos.

La rinoplastia abierta otorga al cirujano una ejecución más precisa pudiendo intervenir una nariz torcida, que precise injertos en dorso o punta. Las rinoplastias secundarias se ejecutan mediante la técnica de la rinoplastia abierta.

Postoperatorio tras una cirugía de rinoplastia

La rinoplastia es una cirugía no dolorosa pero si incómoda. El paciente sale del quirófano con tapones nasales y la nariz vendada. Los tapones se retiran a los 2 días, y las vendas o tiritas a la semana en el caso de una rinoplastia cerrada.

En el caso de una rinoplastia abierta los puntos se retiran a los siete días.

Tras la intervención la cara se inflama y podrían aparecer hematomas alrededor de la nariz, por lo que el cirujano puede valorar la prescripción de analgésicos. Estos síntomas van desapareciendo gradualmente en las siguientes dos semanas.

Síntomas y efectos secundarios posibles tras una rinoplastia: congestión nasal, dolor y sensibilidad dentro y alrededor de tu nariz también o hinchazón y supuración de la nariz.

ALGUNOS CASOS DE ÉXITO TRAS UNA RINOPLASTIA

Ven a The CLINIQ y descubre cómo mejorar el aspecto de tu nariz

¿Quieres saber qué podemos hacer por ti?
Te mostramos resultados antes y después tras una rinoplastia con cirugía.

testimonios

5/5

¿Necesitas mas información?

No lo dudes, puedes contactarnos vía

o rellenando el siguiente formulario