Calle Almagro, 38. Bajo izquierda. 28010 Madrid.

Tratamiento de lipólisis por radiofrecuencia Bodytite

Marta Sánchez

Hasta hace algunos años, los pacientes que buscaban obtener una remodelación corporal significativa y de forma relativamente rápida, tenían que recurrir a procedimientos quirúrgicos y procesos ablativos costosos, con grandes periodos de recuperación y algunos riesgos que muchas personas no estaban dispuestas a sufrir.

Con el avance del sector de la medicina estética y la aplicación de nuevas tecnologías, alternativas menos invasivas llegan al mercado, permitiéndonos reducir, eliminar y remodelar la grasa del cuerpo sin necesidad de pasar por quirófano. Este es el caso del Bodytite, el tratamiento de lipólisis asistida por radiofrecuencia que está revolucionando el mundo de la cirugía estética.

Este nuevo equipo llega a nuestro sector con una gran variedad de aplicaciones, tanto como tratamiento facial (eliminación de la papada, reducción de la flacidez del cuello, reducción de arrugas…) como corporal (eliminación de la grasa localizada, eliminación de celulitis, estiramiento de la piel tras una liposucción…). El acrónimo de RFAL (tecnología en la que se basa Bodytite) es Lipólisis Asistida por radiofrecuencia por coagulación del tejido blando. Su funcionamiento se basa en la utilización de una cánula externa para el envío de señales térmicas a través de la dermiscon la intención de fundir las células de grasa ubicadas bajo esta. A través de ondas de radiofrecuencia que atraviesan el tejido adiposo hasta las capas más profundas de la piel aplicamos una emisión de calor bipolar, rápida y uniforme que, como consecuencia, produce una contracción tridimensional de la dermis, el tejido conectivo subcutáneo y el tejido graso profundo, o lo que es lo mismo, una remodelación corporal 3D completa.

El primer paso para realizar el tratamiento de radiofrecuencia es llevar a cabo un marcaje sobre la piel del paciente con la intención de delimitar la zona de aplicación. Tras esto, se pone un gel estéril que permite al personal de la clínica deslizar la cánula de forma suave sobre la piel para garantizar la buena aplicación del tratamiento.

Después de esto, se lleva a cabo una pequeña incisión en un lugar poco visible con la intención de introducir la parte más fina de la cánula dentro del tejido adiposo subcutáneo (grasa localizada). Ésta, cuenta con un electrodo cubierto de silicona que, unido al electrodo de la cánula externa, nos permite transmitir las ondas de radiofrecuencia a través de la dermis y la matriz subcutánea para producir un proceso de lipólisis, reduciendo así el exceso de grasa y la flacidez corporal.

El tratamiento de radiofrecuencia Bodytite se realiza en quirófano, con anestesia local o sedación y no requiere de ingreso hospitalario ni cuidados postoperatorios. Como norma general, las sesiones duran alrededor de 25 minutos y gracias a la excelente tecnología de Bodytite, nos permiten tratar la grasa profunda de hasta 50mm. Los resultados tras una sesión de lipólisis asistida empezarán a ser visibles a partir de las 3-4 semanas.

Los beneficios que te proporciona Bodytite son:

  • Trata la grasa profunda, ubicada hasta a 50mm de profundidad.
  • Con sólo una sesión, se consiguen resultados definitivos, ya que elimina la grasa de forma muy eficaz. • Produce una retracción de la piel de hasta un 47%.
  • Es una alternativa a la liposucción tradicional mucho menos invasiva.
  • Como tratamiento corporal permite tratar zonas difíciles como brazos, pecho, caderas, vientre…
  • Como tratamiento facial permite tratar zonas como papada, cuello, cara…
  • Tiene múltiples aplicaciones como: tratamiento anticelulitis, tratamiento reductor de grasa, tratamiento complementario a otras técnicas estéticas, tratamiento para reducir la flacidez…

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter